Madrid sin Tomavistas no es tan Madrid

Metronomy, The Vaccines, La Femme, La Casa Azul o Ginebras levantaron pasiones en esta séptima edición

Redacción: Marie Lefevre             Fotografías día 22 y 23: Marina Benítez 
Fotografías día 22: Marie Lefevre

Los días 22, 23 y 24 de junio Madrid acogió un festival tan de Madrid como las rosquillas … El Tomavistas.

El festival, que se ha convertido en una señal de inicio del verano para muchos, es ya cita imprescindible en el calendario festivalero.  En esta séptima edición pasaron por su mítico recinto 17.000 personas, que disfrutaron de más de 30 bandas y artistas con mucho sabor nacional y un potente toque internacional a lo largo de tres días en el parque Enrique Tierno Galván.

La primera jornada del festival,  jueves 22,  reunió parte del mejor talento del panorama  español, y donde las grandes triunfadoras fueron sin duda Ginebras. El cuarteto hizo bailar a todos los asistentes gracias a repertorio de hits que demostró una vez más que son imparables.

Unas horas antes, el rock de Niña Polaca protagonizaba el primer concierto multitudinario, con miles de fans coreando al unísono temas como «Madrid sin ti», que parecía dedicado a Tomavistas en su regreso al Tierno Galván. A unos metros, el escenario 2 acogía el punk de Shego o el el romanticismo fatalista de vocación lo-fi de Depresión Sonora.



Ya caída la noche se desató una auténtica verbena, y nadie mejor para ello que un gallego a los mandos.  Carlangas puso  a bailar a los presentes con ritmos sensuales y toques de cumbia. Cerraron la fiesta los pegadizos hits de La La Love You, que despidieron por todo lo alto la primera jornada de Tomavistas ante miles de asistente.

El protagonista indiscutible del viernes 23 fue el esperado show de los británicos The Vaccines en el Escenario Tomavistas by Vibra Mahou, que decoraron sus micros con claveles, en un guiño castizo que parecía dedicado a la ciudad de Madrid.

Aunque la segunda jornada estuvo repleta de grandes momentos. Las atronadoras guitarras de los gallegos Triángulo de Amor Bizarro, que justo estrenaban su nuevo disco ‘SED’ ese mismo día, o la explosiva fiesta pop de La Casa Azul, en un concierto repleto de hits fueron también protagonistas del día. 

En el Escenario 2 se desató la locura con Mujeres y su arrolladora puesta en escena. Tras ellos llegaron directos desde Francia los siempre elegantes La Femme, revolucionando a los asistentes con un show de electropop.

Y para despedir esta séptima edición, el sábado 24 se ampliaba el horario y la música comenzaba ya desde el mediodía con la dulzura pop de dani en el Escenario 3.  Llegó el turno a La Bien Querida para presentar su nuevo disco «Paprika», un trabajo repleto de ritmos latinos.

El concierto más esperado de la jornada fue el de los ingleses de Metronomy, indiscutibles cabezas de cartel y broche de oro perfecto para esta edición. Otro concierto indiscutiblemente increíble fue el de Sidonie en su reencuentro con Tomavistas y su cantante, Marc Ros, lanzándose al público.


También triunfó el rock psicodélico de los californianos Allah-La y la rabia juvenil de Cala Vento, que derrocharon carisma y energía ante un público apasionado.

En el Escenario 2 arrasó el infalible repertorio de Los Punsetes, La Paloma y su noise-rock; o el pop electrónico de los gallegos Blanco Palamera.

Unos días repletos de música, buen rollo, bailes y un Tomavistas más madrileño que un chulapo en San Isidro. 

 

Nebulosa Sonora
Últimas entradas de Nebulosa Sonora (ver todo)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *